¡Que susto!


Rodaje nocturno para cargar pilas. Temperatura y ambiente ideal para correr tras la tormenta.

Salgo muy tranquilo con el propósito de mantener las pulsaciones por debajo de 150. En el Km 2 me encuentro cómodo y aprieto un poco la velocidad y veo que las pulsaciones se mantienen, que alegría, parece que me ha sentado bien la vuelta al llano tras el fin de semana en el monte…

Sigo rodando y cada vez las pulsaciones bajan más, me freno pero las pulsaciones caen en picado. Me pregunto qué pasa, ¿se me está parando el corazón? ¿apneas? ¿arritmias?

Me tomo el pulso en el cuello para ver si sigo vivo… las pulsaciones caen en picado hasta alcanzar las 30 ppm… Muerte súbita…

…de la pila del pulsómetro.

He de confesar que al principio, hasta que he caído en el tema de la pila, me he asustado un pelín.

Al final ya sin control de pulsaciones aún me he animado a apretar un poco para ver como respondía.

Lo cierto es que me ha salido un rodaje super entretenido, muy relajante mentalmente, regenerador de energía vital para afrontar la semana con las pilas cargadas aunque tenga que cambiar las del pulsómetro, jeje

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrenamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s