Impresionante el ambiente de la Behobia San Sebastián


La fama que tiene la Behobia-San Sebastián de carrera espectacular, la tiene muy bien merecida: excelente organización, gran ambiente, bonito recorrido, gran participación de corredores y sobre todo un público espectacular que incluso bajo la lluvia anima a los participantes durante todo el recorrido.

El ambiente de fiesta deportiva se respira en San Sebastián durante todo el fin de semana: en las calles, en los bares de tapas,  en los hoteles, en la feria del corredor, en la Behobia Txiki, …

En esta edición, la lluvia también quiso ser protagonista.  La noche anterior a la carrera llovió con intensidad, si bien a primera hora de la mañana parecía que la lluvia iba a darnos un respiro, pero de camino a la salida en Irún volvió a caer con gran fuerza.

Había entrenado para intentar bajar de 1h 30m, pero al ver la que estaba cayendo, sobre la marcha, decidí pasar de tiempos e intentar disfrutar del ambiente festivo de la carrera. Desheché la idea de correr con camiseta de manga corta y me abrigué un poco bajo el chubasquero de 1€ de los chinos adquirido para la ocasión.

Tras dejar la mochila en los camiones, que la trasladarían a la llegada, me puse a cubierto de la lluvia bajo el tejadillo de la gasolinera que poco a poco se iba llenando de corredores favoreciendo que el calentamiento lo hiciéramos por fricción, jeje.

El calentamiento lo hice dando vueltas a la rotonda de la salida, bajo la intensa lluvia y pisando charcos, con lo que en el momento de la salida todos estábamos empapados a pesar de los chubasqueros.

Espectacular la organización de la carrera dando la salida por grupos para evitar aglomeraciones. Mi salida estaba prevista a las 10:42 y a esa hora salieron los primeros de los 1.500 corredores del último grupo de dorsal rojo. Como ya había descartado el objetivo de la hora y media me coloque bastante retrasado y sin tener referencia de las liebres de nuestro grupo.

En el momento de la salida, con la lluvia, la animación de megafonia que nos animaba a bailar, los guantes ya empapados, el chubasquero para tirar a un lado de la carretera y toda la emoción de mi primera Behobia, no acierto a darle bien al botón del garmin y no se pone en marcha. Ya había corrido un kilómetro y medio cuando me doy cuenta de que no lo he puesto en marcha.

Como salgo desde la parte trasera del grupo, los primeros Km es imposible hacerlos a un ritmo uniforme, voy intentando adelantar a corredores pero vigilando las medianas y cunetas de la carretera para no tener una caída.

En los primeros 5 Km adelanto unos 900 corredores que llevan un ritmo mas lento.

A pesar de la intensa lluvia, me encuentro bien en carrera y sigo a mi ritmo enfilando las primeras rampas del alto de Gaintxurizketa, que a pesar de ser la cota más alta del recorrido se alcanza subiendo unas rampas muy tendidas a lo largo de 2 Km, que no se me hacen excesivamente duros, aunque el ritmo baja un poco.

Sigo la carrera a un ritmo llevadero, sin forzar en los descensos y llego a la zona llana del Puerto de Pasajes, dónde arrecia la lluvia y se me hace algo largo y monótono recorrer los mas de 3 Km llanos del Puerto. Del km 10 al 15, que a nivel de desnivel es la zona más favorable pierdo 73 puestos de corredores que me adelantan.

Pasado Gaintxurizketa parece que ya tienes la carrera vencida pero aún te queda mucho, luego llegan los toboganes de Lezo que me los tomo con tranquilidad pero manteniendo un buen ritmo. Aunque en carrera no lo sé paso por el Km 10 en menos de 46′ tras haber adelantado a 48 corredores que en el Km 5 llevaba por delante. Me tomo un gel en el avituallamiento de Lezo y continúo a mi marcha.

En el avituallamiento del Puerto me tomo otro gel para afrontar con combustible la subida al alto de Miracruz. El vaso de los avituallamientos se me queda escaso para digerir todo el gel y me reservo la mitad para el siguiente avituallamiento.

Toda la subida a Miracruz la afronto con fuerza y jaleado por el público que desde la salida del Puerto hasta la meta se concentra en gran número y no deja de animar a todos los participantes.

Superado el alto ya solo queda dejarse llevar hasta la meta aprovechando la bajada para recuperar pulsaciones.

Los últimos dos Km se me hacen muy largos, dos rectas interminables con muchos arcos publicitarios que parecen que te vas a encontrar la meta al siguiente pero que se suceden continuamente sin acabar de ver la meta.

Analizando los tiempos a posterior compruebo que en los 5 Km finales alcanzo los ritmos de carrera mas altos, a pesar de tener que superar las cuestas del alto de Miracruz y recupero en meta 70 posiciones respecto al km 15.

La llegada a meta superemocionante y a recoger la medalla, dejar el chip, recoger la mochila, buscar a Mariola en el punto de encuentro de la plaza Guipuzcoa, secarme un poco, cambiarme la camiseta y rapidito al hotel en busca de una ducha calentita.

El tiempo, bastante desapacible, no contribuye a que podamos disfrutar mucho en la zona de llegada, que también está muy bien organizada y no hay atascos de gente a pesar de la numerosa participación y las inclemencias meteorologistas que llegaron incluso a derribar el arco de meta (Ver video).

Muy contento con acabar mi primera Behobia y nada preocupado con el crono al no tener referencias de toda la carrera al haber tardado seis minutos desde la salida a poner en marcha el reloj.

Me llevo una gran sorpresa cuando recibo en el móvil el tiempo real y compruebo que si hubiera tenido referencias de poder mejorar la hora y media, simplemente apretando un poco mas en las bajadas hubiera conseguido el objetivo inicial, que descarte poco antes de comenzar la carrera. Nunca había corrido una carrera con esta intensidad de lluvia.

El tiempo real final ha sido 1:30:21, el 5243 de la general (21472 llegados) y el 1419 de 5315 veteranos de mi categoría.

Genial la experiencia de mi primera Behobia que seguramente no será la última.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carreras. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Impresionante el ambiente de la Behobia San Sebastián

  1. Enhorabuena! Hubieras bajado la hora 30. Aún así está genial.

  2. Me ha gustado tu crónica! Que rabia tienen que dar esos 21 segundos… yo mequedé a 10 segundos de pasar de dorsal azul a rojo! Si quieres aquí tienes mi crónica y algunas fotos de la carrera: http://objetivobehobia.blogspot.com.es/2012/11/behobia-san-sebastian-2012-objetivo.html

    • La verdad es que estoy muy contento con la carrera y los 21 segundos no me dan ninguna rabia ya que salí sin esperar nada. Hubiera sido peor salir a muerte a por el objetivo y no alcanzarlo. Pero como salí a disfrutar de mi estreno en la Behobia, sin pretensiones de tiempo, acabé muy satisfecho y con la sensación de que tengo margen de mejora.

  3. Pingback: Corriendo toda la familia la San Silvestre | el corredor nocturno

  4. Pingback: Maratón de Barcelona: nuevo reto para el 2013 | el corredor nocturno

  5. Pingback: Segundo maratón a la saca | el corredor nocturno

  6. Enhorabuena por el artículo, es impresionante y describe 100% la carrera que vivimos. Espero que este año vuelvas a narrar la Behobia San Sebastián

  7. Pingback: La fuerza de la mente | el corredor nocturno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s